Analisis Global

El ajuste fiscal y el deterioro de la situción económica

Los indicadores que expresan la evolución de la coyuntura económica argentina señalan un fuerte deterioro en las últimas semanas, especialmente desde comienzos del mes de julio. La recaudación impositiva, el stock de depósitos bancarios, el nivel de las reservas internacionales de divisas y la producción industrial, entre otros, expusieron un comportamiento fuertemente descendente que se ha prolongado, por cierto, a lo largo del mes de agosto.

Por otro lado, tales comportamientos se potencian mutuamente. Así, por ejemplo, la menor recaudación tributaria de julio -8,7% menos que en julio del 2000- obedece tanto a la mayor recesión imperante -la producción industrial en julio cayó 4,1% respecto a un año atrás- como a la creciente utilización del no pago de impuestos como mecanismo de financiación, frente al recorte crediticio y/o las altas tasas de interés vigentes. Bien que la comparación no es estrictamente válida por la existencia de algún nuevo tributo y la ausencia de otro comparando ambos períodos.

De allí que el objetivo del déficit fiscal cero resultará de más difícil cumplimiento a medida que transcurran los meses y generará una creciente conflictividad social y política, si las variables de ajuste continúan siendo las remuneraciones del sector público y los haberes jubilatorios.

Si se considera que en los primeros siete meses del corriente año el déficit fiscal del sector público nacional acumuló un monto similar al desequilibrio comprometido ante el FMI para todo el año -$ 6.300 millones-, es evidente que no quedan opciones alternativas al déficit cero para el período agosto / diciembre.

Pero también es cierto que no parece factible lograr dicho objetivo si no se amplía el ajuste a otras partidas presupuestarias. De allí que en el nuevo acuerdo alcanzado con el FMI -que amplía en u$s 8.000 millones el crédito que ya estaba vigente- se establece que el giro mensual a las provincias por coparticipación de impuestos también debe estar alcanzado por el recorte tendiente al objetivo del déficit cero. En tal caso, sólo quedan exceptuados el pago de intereses de la deuda, los salarios públicos y haberes jubilatorios inferiores a $ 500 mensuales y las remuneraciones del Poder Judicial.

Por otra parte, la cuestión de la solvencia fiscal y del pago de los intereses de la deuda no se agota en la problemática del año 2001. Si el déficit cero también se plantea para el 2002, el ajuste en el gasto tendría que ser de notable magnitud y plasmarse en el proyecto de presupuesto que el Poder Ejecutivo debería enviar al Congreso durante el mes de setiembre. Es por eso que en el reciente convenio con el FMI -además de los u$s 5.000 millones destinados al fortalecimiento de las reservas de divisas- se planteó un apoyo adicional de u$s 3.000 millones para permitir una reestructuración voluntaria de deuda pública, que descomprima el cargo por servicios de la misma.

De todos modos, cualquier perspectiva que exceda el corto plazo debe contemplar la sustentabilidad en el tiempo de las proyecciones macroeconómicas y la dimensión social involucrada. En tal caso, la necesidad de alcanzar tasas de crecimiento de la producción y de la ocupación de mano de obra de niveles elevados y relativamente estables se convierte, por cierto, en una exigencia ineludible.

Pero en las actuales condiciones de funcionamiento de la economía argentina, cuanto mayor es el crecimiento productivo mayor es también el desequilibrio en el balance de divisas, básicamente por el incremento de las importaciones, lo cual tiende a ser incompatible con las exigencias de la deuda externa.

De allí que en definitiva, el diseño de una estrategia productiva debe incluir, necesariamente, una sólida política comercial externa que garantice el equilibrio de la cuenta corriente del balance de pagos. En tales circunstancias, la problemática esencial ya no sólo incluye la cuestión fiscal, sino también la competitividad de nuestra economía.


Reducción y asimetrías de la producción manufacturera

La producción manufacturera en la primera mitad del año se redujo 2,5% respecto de igual lapso de 2000, con bajas de 3,8% en el primer trimestre y de 1,3% en el segundo.

En el año 2000 la variación había sido nula, después de una contracción de 6,4% en 1999, que afirmó -más allá de una parcial recuperación en los últimos meses de ese año- la tendencia decreciente iniciada en el tercer trimestre de 1998.

Cabe observar que la producción manufacturera del segundo trimestre del corriente año es inferior en 10,4% a la registrada -antes de iniciada la contracción- en el mismo período de 1998.

Las reducciones relativas señaladas para el conjunto del sector son el resultado estadístico de variaciones subsectoriales que muestran un alto grado de asimetría.

Las variaciones de producción en el primer semestre resultaron positivas para 9 rubros y negativas para los 20 restantes.

Por un lado, cabe destacar los rubros con mayor crecimiento y sus determinantes:

Por otro lado, los rubros con mayores caídas de producción fueron los siguientes:

Con respecto a las causas de la fuerte asimetría señalada, puede observarse que en líneas generales los rubros con mejor comportamiento se caracterizan principalmente por aprovechar posibilidades de sustituir importaciones y/o el acceso a los mercados externos (acero crudo y petróleo procesado también aumentaron su producción). Los rubros sin esas características, en cambio, reflejan en su contracción la debilidad que presenta el mercado interno.


Para el tercer trimestre del año, respecto de igual período de 2000, las expectativas de las empresas detectadas por el INDEC indican básicamente:

Si de lo anterior se desprende prácticamente como única perspectiva favorable un probable incremento de las exportaciones, importa agregar que para el trimestre en curso predominan las empresas que consideran excesivas sus existencias de productos terminados (27,7% vs. 1,5%) y también las que prevén que las mismas bajarán (20,6% vs. 11,8%), lo cual en sí no induce a estimar un aumento de la producción.